1_ipncreasuspencion_191015

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema automatizado vehicular que permite seleccionar seis diferentes opciones de suspensión neumática, de acuerdo con el tipo de terreno donde transitará el automóvil.

El prototipo incluye el diseño de los sistemas neumático y electrónico, así como una interfaz en la pantalla táctil, donde el conductor puede elegir el modo de suspensión neumática: confort, rígida, de autopista, terreno difícil, inteligente e inercial.

Con este proyecto, que mejora el rendimiento del automóvil, Delfino de Jesús Ruiz Herrera y Emmanuel Briviesca Montoya, se titularon como ingenieros en robótica industrial de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Azcapotzalco.

Actualmente, sólo marcas de lujo como Mercedes Benz, Audi y Lamborghini, cuentan con sistemas similares de suspensión neumática, sin embargo, el prototipo desarrollado en el IPN es aplicable a cualquier modelo de automóvil. “Esto es muy importante, porque es nuestra manera de poner este tipo de tecnología al alcance de consumidores de diferentes clases sociales”, señaló Delfino de Jesús Ruiz.

El sistema reparte la carga entre los ejes delanteros y traseros del automóvil, “con ello es posible distribuir las fuerzas de la suspensión en cada rueda, para que el coche mantenga una altura fija y estabilizada sin importar su peso”, destacó Ruiz Herrera.

Por ejemplo, “si un automóvil con suspensión activa toma una curva, al emplear este prototipo, el sistema será capaz de eliminar la inclinación de la carrocería, permitirá el control total del vehículo y evitará el movimiento de su centro de gravedad”, subrayó.

El sistema resuelve el problema entre confort y estabilidad, ya que mantiene el contacto adecuado entre la velocidad, los neumáticos y la superficie de la carretera, permite un ajuste rápido y constante, por ello elimina tanto el balanceo en curva, como el cabeceo al momento de frenar.